Plataforma Civico Radical

Politica Ciudadana

Comunismo Socilaismo y Anarquismo

Manuel Álvarez Tardío, publicó en ABC de los domingos y en anexo o cuadernillo “Portada”; tres primeras páginas de las que extraigo lo siguiente:

            “EL PACTO DEL FRENTE POPULAR: Quizá porque el Partido Socialista y en particular Largo Caballero no necesitaban a nadie por su izquierda que los animara a radicalizarse, o simplemente porque el anarquismo español se erigió en representante de la lucha obrera contra la “democracia burguesa” de los republicanos, lo cierto es que los comunistas no tuvieron sitio ni siquiera en la vida política de la Segunda República hasta que el pacto del Frente Popular les permitió llegar al Parlamento en 1936.

            No hizo falta, por tanto, alcanzar buenos resultados electorales, al modo en que por entonces lo estaban haciendo los comunistas alemanes. Bastó con que estallara la guerra y con ella la revolución, para que los comunistas de José Díaz, en medio del desbarajuste socialista y la absoluta impotencia, cuando no desidia de la izquierda republicana, aumentara rápidamente su influencia.  La debilidad de sus aliados y la trascendental ayuda militar soviética, les catapultara a una posición de privilegio. Bien controlados y asesorados por los delegados de Stalin, siguieron una estrategia cuyo objetivo prioritario era una mayor centralización que hiciera más efectivo el esfuerzo bélico; aparte, claro, del aumento de la influencia de la URSS y contener el proceso revolucionario. Todo eso, como ha recordado recientemente Stanley G. Payne, para conseguir que una vez ganada la guerra, pudiera consolidarse lo que la estalinista Dolores Ibarruri llamó “República popular”. Pero la guerra se perdió y los comunistas tuvieron que pasar al exilio”

**********************

            No es que me sorprenda algo que yo ya sabía, o sea el rotundo fracaso de una República pésimamente dirigida. Terminada la guerra, todos los que pudieron “de medio pelo para arriba”, se fueron sin riesgo de ninguna clase; unos a vivir de las rentas de lo mucho que robaron y se llevaron; y otros, al amparo de “lo malo que era Franco”, mendigando la supervivencia a los enemigos de los fascistas españoles; pero el pueblo… la inmensa mayoría del pueblo, quedamos aquí, desamparados totalmente y hubimos de pasar todo cuanto pasamos y que hay que pasarlo para saberlo; hasta que los gobiernos de Franco, pudieron encauzar un despegue económico y social, que asombró a todo el mundo y fue creada una riqueza enorme y que fue lo que permitió la transición a la democracia, tras la muerte de Franco (en mi web hay escritos de sobra y que detallan todo ese proceso). En cuanto a los del PSOE de entonces… sencillamente, estuvieron de vacaciones “los cuarenta años de Franco” (al menos los comunistas estuvieron incordiando a Franco y muchos murieron  “con el comunismo puesto y al que nunca renunciaron” ; el único socialismo que plantó cara (intelectual) a Franco, fue el de Enrique Tierno Galván (Ver su libro titulado “Cabos sueltos” ; pero el que llegado el momento de recoger los frutos, desde fuera fue orquestado que tenía que encabezar el socialismo un neófito y bien “adiestrado” Felipe González Márquez y “sus huestes”, que de socialistas tienen lo que yo de pope ortodoxo; y en ese “potaje”, nos encontramos tras más de seis lustros de enterrado Franco y en cuyo período, muchos de esos nuevos socialistas se han hecho “de oro”.

             Y ahora “el nefasto Zapatero y su zapatería”, con el poder que tiene el manejar los inmensos fondos estatales, nos quieren cambiar la historia, con una memoria histórica hecha a la medida de sus intereses y que ya califiqué en un artículo como… “Memoria histérica”; confiemos que los actuales demagogos de hoy no engañen a las masas como aquellos “de la República” engañaron a las masas de entonces, a las que enardecieron, diciéndoles que “les iban a quitar lo que tenían los ricos para repartírselo a los pobres”… y como aquello no fue posible ni bastante, aquellas masas de hambrientos, analfabetos y muchos desesperados, los convirtieron en algo que para qué recordarlo… por ello vino Franco… que como tengo escrito, no fue causa de nada… sino efecto pernicioso de unos perniciosos e inútiles gobernantes anteriores, que hicieron el caldo en que se cocería y elaboraría la dictadura. Esa es la verdad cruda y dura… y como las consecuencias las viví en mis carnes… pues amén.

            De no haber existido tan incalificables causas… Franco hubiese muerto como general retirado y no como Jefe de Estado y que pese a sus crímenes (que yo no cuestionaré) supo levantar a una nación y dejarla a la altura económica y social, que nunca antes tuvieron los españoles de aquellas generaciones.

            Y para los que sólo ven “con el ojo de la panza y el bolsillo”, debo aclararles que soy huérfano por cuanto mi padre fue una de las víctimas del franquismo… pero ese es otro cantar y que como me pertenece… “lo canté y canto cuando hay que cantarlo, no ahora”… ahora hay que afrontar la historia verdadera y el verdadero y nefasto día a día de hoy, que cada vez se presenta más turbio, sencillamente por cuanto no hay estadistas.

 

                                        Antonio García Fuentes

Anuncios

mayo 25, 2007 - Posted by | COLABORACIONES

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: