Plataforma Civico Radical

Politica Ciudadana

Treinta años despues de ser “Libres”

Escribo a toro pasado y como hiciera “aquel poema”, con el sentimiento de aquel quince de junio del “77”, en que un afamado columnista de entonces (Luís Apostua) lanzara el reto con su llamada, afirmando que aquel era “un día para un poeta”… yo ilusionado recogí el reto, envié el texto al diario “YA”… y no fue publicado; nueve años después lo fue en mi libro, “Pensando en… Andalucía”. Eran tiempos de ilusiones y yo, tras “mi propia odisea de una de los millones de víctimas de la guerra”, me encontraba en mi mejor época de ilusiones y de fuerzas físicas… las mentales las he mejorado mucho y hoy; “veo mucho más que entonces”. Entonces era uno más de los que deslumbrados por la “nueva bengala de las libertades democráticas”, creí (iluso) que la democracia sería el no va más de los gobiernos y que por fin, todas las penurias de España serían resueltas, por aquellos “nuevos salvadores” que en tromba, venían a resolver los problemas del sufrido pueblo español. No fue así y si bien disfrutamos de libertades, pero más aún han prevalecido los libertinajes, las irresponsabilidades y otros tipos de plagas, que antes no habíamos conocido en el franquismo… ¿necesito enumerarlas?… creo que no, al menos no todas puesto que los noticieros de cada día ya se encargan de decirnos la situación real de “éste patria mía”.

            “Cambiamos una dictadura por mil dictadurillas”… lo escribí y está publicado, hace ya “unos cinco lustros”; supe ver ya entonces, que Franco no era el único dictador; que en España todo el que llega a “un mando” y generalmente, se considera un dictador y actúa como tal: de grado por consentimiento de los que tienen que “controlarlo”, o por la fuerza que pueda ejercer directa o indirectamente, con la connivencia de los cómplices de siempre y los que como siempre, actúan… “bajo el mandato de la panza, el bolsillo y algunos por el aparato sexual”. Y muchos; dominados por ambiciones desmedidas, son capaces de vender “su alma al mejor postor”, si con ello pueden seguir ejerciendo eso que se ha denominado como la erótica del poder… o del dinero, ya que para el caso es el mismo… “sin dinero no hay poder”; y lo estamos viendo actualmente hasta en los terroristas (¿qué es eso de “violentos”?) que por todo y sobre todo, a por lo que van es a por montañas de dinero, el que han logrado sobre la base de la sangre derramada y que produce la peor de las dictaduras… la del miedo y el terror… unidos a la cobardía.

            Recuerdo que aquel 15 de junio de 1977 y deben recordarlo todos los viejos y viejas que votamos y aún vivimos; y para que lo sepan los posteriores; que entonces, e instintivamente… “mandamos a la mierda tanto a las derechas como a las izquierdas”, puesto que fuimos conscientes (y lo maravilloso es que se obró por una inercia o instinto de conservación); de que todos nuestros males venían de aquellas dos bestiales Españas a las que había que eliminar; y tratamos de hacerlo a través de la primera votación que libremente nos permitían aquellas primeras urnas”.

            ¿Qué ocurrió y sigue ocurriendo?… Ocurrió que elegimos lo que de reforma nos prometía el “puedo prometer y prometo” de Adolfo Suárez, respaldado por el nuevo rey aún no confirmado (y que confirmamos después, libremente en el referéndum constitucional)… pero al primero lo devoraron después, las renacientes y malditas izquierdas y derechas; y al rey… pues ya veremos con el transcurrir del tiempo, puesto que si a España la dividen como quieren… “la Corona la harán pedazos igualmente”; y la verdad, tras los fracasos republicanos en sus dos etapas y las odiseas posteriores, vividas con Franco… yo prefiero una monarquía actualizada y que sepa cumplir implacablemente con su delicada misión de “dar siempre la cara” y corregir rumbos, “moviendo la corona”.

            Por todo ello hay que sonreír con tristeza, al ver tanta alharaca con la que se ha celebrado un treinta aniversario, de la salida de un “túnel obscuro del tiempo de España”, cuando y por cuanto se ve en lontananza, nos vamos encaminando hacia otro “túnel del que aún no apreciamos la profundidad y obscuridad del mismo”.

            Afortunadamente para todos, la tesorería de España aún aguanta, pero llegadas las penurias y “como todo está montado en el aire”… simplemente recordemos los estallidos de la década de 1930/40 y muchos años posteriores… fueron por hambre, por penurias, por abandono total del pueblo… que es el que producimos “todo” y ojo, que lo recalco… “todo”… y ello los imbéciles políticos no quieren saberlo… ¿estadistas?; considero que en la actualidad España no tiene ni uno… y ello sí que debe preocupar, al menos a los inteligentes y más a los que tengan alguna responsabilidad, empezando por el propio rey, que es el primer obligado para esa continuidad de un Estado, que de verdad quiere progreso y no sólo palabras vacías que desdicen los hechos que vivimos cada momento, de la actualidad de… “esto que aún creemos sigue siendo España”.

Antonio García Fuentes

Anuncios

junio 19, 2007 - Posted by | COLABORACIONES

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: