Plataforma Civico Radical

Politica Ciudadana

Enseñanza Bochornosa

Estoy leyendo las confesiones de dos personas, que quedan reflejadas en una publicación prestigiosa y que presume de ser leída por varios millones de españoles (XLSEMANAL 22-07-07); leído ello, releído varias veces; medito suficientemente y aún en el campo y con el bañador mojado, entro en la casa, saco el portátil y escribo, puesto que… ¿cómo es posible lo que leo y que no haya “ardido” ya todo el sistema de desenseñanza (no enseñanza) de éste pobre país o nación denominada España? ¿Podemos denominar así a “la madre” de un par de docenas de naciones e igualmente de un idioma (el español) que medio hablamos casi quinientos millones de terrícolas, según se dice o afirma?… que vergüenza, que desidia, que irresponsabilidad de toda la clase política, enseñantes (que no maestros) y sobre todo de “los padres de las criaturas”, ajenos o indiferentes a lo que hicieron y están haciendo con sus proles.

            Sí; lo he dicho y escrito muchas veces; “a los políticos, a los gobiernos y en general (sálvese el que pueda) les interesa el que sus súbditos (ciudadano es algo muy diferente) sean lo más tontos, lo más idiotizados posible, puesto que siendo así los podrán gobernar mucho mejor”… a lo sumo les interesa sólo el “hombre máquina, herramienta, robot o zombi”; pero ilustrado, culto en grado aceptable, no en absoluto puesto que tras ello viene la rebeldía y el hacerse y hacer preguntas… ese “por qué” y que tanto preocupa a cualquier tipo de gobierno y mucho más al dictatorial o tiránico; es por lo que procuran perpetuar aquellos “grillos castradores de inteligencia”, cual recoge la frase de… “hijos míos, haced lo que yo os diga, no penséis en lo que yo hago”.

            Deduzca el lector inteligente, cuando lea los siguientes párrafos y que copio literalmente: “ha aprobado la selectividad con una magnífica nota y puede optar a entrar en la Facultad de Medicina, que era lo que el chaval quería. Pero el otro día salió en una conversación la ciudad de Zaragoza y me dijo que no sabía donde está. Me dijo que nunca había estudiado geografía. La sorpresa se transformó en pánico y volví a interrogarlo y a preguntarle si sabía situar en el mapa otros lugares, como Orense, Córdoba o Segovia; pero la respuesta fue la misma. Completamente desesperado, le pregunté por Indonesia, Nueva Zelanda o Perú, pero de su boca no salió nada y se limitó a encogerse de hombros”. Veamos otro caso: “Como todo hijo de mi tiempo, cincelé mis amistades y personalidad a golpe de tecnología y botellón, y llegué a la Universidad con la mochila de sueños y cultura demasiado vacía. Sin poder ver corriente alguna, ni filosófica ni literaria”. Recordemos que estamos hablando de dos hombres que entran en una Universidad española… ¿Está claro el por qué en el la clasificación internacional, son de las últimas del mundo y a distancias enormes de las mejor o medianamente clasificadas? ¿Qué vergüenza, qué bochorno? ¿Qué entienden hoy los políticos y demás “especímenes” por progreso, sólo el que proporciona “la panza y cartera suficientemente bien nutridas”? ¿Nos puede extrañar mucho de lo que está pasando a nuestro alrededor? ¿Y si esto sigue degenerando, que les espera a las generaciones que nos sucederán? ¿Qué contienen esa cantidad de libros a que obligan a los padres a pagar y a los niños a ir derrengados con un carrito a la escuela? ¿Qué sienten los denominados profesores (que de maestros no tienen nada) que se dedican a este oficio, como si se dedicaran a sembrar tomates u otras hortalizas para venderlas en el mercado y vivir de ello?… no pregunto lo que sienten los políticos, pues seguro que no sienten nada; su obsesión es una y única… derribar al oponente y sentarse en su sillón, cobrar la paga, disfrutar “de todo lo demás” y procurar mantenerse en ello y de por vida, aunque tengan que mentir hasta en lo “que usted que lee esto” quiera imaginar; puede que se quede corto.

            Cuando niño (y he ido muy poco a la escuela: siempre a nocturnas) y con aquella, “Enciclopedia Álvarez que servía para todo” y unos verdaderos maestros, que al menos, nos hacían pensar; hoy veo con firmeza, que fuimos unos privilegiados, los que tuvimos acceso a aquel cuasi único libro de enseñanza y a las lecciones verbales y de escritura que nos obligaban aquellos maestros… que si de paso, lo necesitabas, también te daban el, “pescozón disciplinario y cultural que hoy agradecemos”… a aquellos verdaderos héroes de la enseñanza, ya muertos y creo que descansando en paz… amén.

Antonio García Fuentes

Anuncios

septiembre 4, 2007 - Posted by | COLABORACIONES

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: