Plataforma Civico Radical

Politica Ciudadana

La Esclavitud del “Movil”

esclavizado al movil

Lo leí en la prensa del pasado doce de agosto; España exprimía a sus desamparados “súbditos” (que no ciudadanos) permitiendo que los monopolistas del teléfono móvil (no sé los del otro tipo aunque me imagino que andarán por el estilo) con las tarifas más altas del mundo “civilizado” y “menos civilizado”, puesto que la OCDE, la que igualmente en el pasado año ya… “advirtiera en 2008 de lo cara y lenta que era la oferta de Internet en España en comparación con el resto de mercados, un informe en el que ya indicaba las consecuencias negativas que eso conllevaba en el desarrollo económico del país”. O sea y más claro, que estamos asfixiados por los monopolistas que mantienen estos inútiles gobiernos españoles, que lo han sido y son simplemente de parte… y esas partes capitalistas que los dominan son las que mandan.

Y como ya digo que estamos indefensos en un sistema de “nuevas dictaduras monopolistas y capitalistas” (esto que tenemos encima tiene de democracia lo que yo de chamán navajo) mientras unos pocos se enriquecen, la masa de españoles (ocurre igual en otros países) nos han empobrecido en un grado que sería curioso evaluar, cosa que como no es política… los que dicen gobernarnos (o la oposición: monta tanto: ambos van a por el control) no van a realizar pase lo que pase, seguirán disputando el pastel y empleando la mentira como hasta aquí han hecho.

Como quiera que fui colaborador y mantenedor de un espacio radiofónico bisemanal y desde 1976 a 1993; conocía algo ese otro negocio, del que su director simplemente me decía… “esto es una mina, vendemos a precio de oro el tiempo… y el tiempo no nos cuesta nada”… Por ello aquellas emisoras que cerraban a media noche y abrían ocho horas después, terminaron por “castigarnos” con las 24 horas de “servicios informativos” (que no son otra cosa que repetir y repetir)… pero el negocio es el negocio, y esa materia prima que es el tiempo, la han aprovechado todos los que “venden tiempo”; y por ello los grandes capitales y demás centros de poder, están sostenidos sobre ese intangible elemento cual es el tiempo.

Las masas idiotizadas… se pegan a esos “medios que no enteros” y se dejan seducir por esa nueva droga, cual es la mal llamada comunicación social; puesto que tras “tanta comunicación”… el individuo ha acabado por estar más sólo he incomunicado que nunca… “lo han aislado pegándolo a tanto artilugio como le han hecho y hacen comprar y consumir”. Da pena profundizar en todo ello.

Soy de los que conoció el teléfono de manivela y que luego pasó a ser de baquelita y de disco para marcar los números, pero en el que igualmente había que pedir a viva voz y mediante conexión con la centralita, las conferencias interurbanas. Recuerdo que una vez y en mis primeros tiempos de representante de comercio… tardé nada menos que dos días en poder conectarme, desde la central de teléfonos de mi ciudad, “capital de provincia” (Jaén), con un representado de la provincia de León (La Bañeza) para poder cerrar una operación de aceites de linaza… eso ocurría hace entre 40/50 años… después ha ido viniendo el “aluvión” de automatismos y como consiguiente la total deshumanización de un servicio que empezó siendo humano.

Ya viajando por España, yo hacía uso del teléfono cuando no había más remedio que emplearlo, pero nunca más; entonces el correo postal funcionaba muy bien, cosa que hoy ha retrocedido una enormidad… y casi todo se resolvía por este medio y “sin tantas prisas” como después nos han inyectado. También tenía advertido en mi casa, que “la ausencia de noticias eran buenas noticias”… o sea, que si no llamaba a casa, era por que todo iba bien. Con ello me ahorraba tiempo y dinero… y no pasaba nada.

Hoy cuando veo a esas multitudes pegadas a “su telefonín” sonrío y me pregunto… ¿tanto y tan importante tendrán que hablar?… las masas no conocen aquella máxima de los sabios antiguos… “Recuerda que los dioses te dieron un orificio para hablar, pero te dieron dos para oír y dos más para ver”… Sabia lección que nos enseña a ver, oír y luego meditar antes de hablar.

Desconozco aunque intuyo, el brutal gasto en “telefonines” que soportan muchas familias o individuos, no explicándome el cómo no se plantean en que ese aparato es para una necesidad, no para jugar con él y contarle a quién sea… “Las Mil y una noches”; pero al parecer esa droga ya es ingobernable. Se han impuesto lo que yo denominé hace muchos años como… “necesidades vicio”.

Por mi parte y a mis setenta y un agostos, aún no tengo “telefonín propio” y el otro normal, lo uso de tan tarde en tarde que alguna vez se me va a “oxidar” por falta de uso; por tanto no son elementos imprescindibles, ni mucho menos… “son como el extintor de incendios… se usa cuando es necesario y nada más”.

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

Anuncios

agosto 17, 2009 Posted by | EDITORIAL | Deja un comentario

La Guerra que perdimos

Si, camaradas, antes de empezarla ya la tenemos perdida, es verdad que mientras se tiene vida se tiene esperanza, pero no seamos tan ingenuos, nuestra guerra la perdimos cuando aceptamos el “juego democrático”, ese juego que nos daba ciertas garantías de poder incidir con nuestro mensaje en la sociedad y tratar de cambiarla, por supuesto,  dentro de los parámetros políticos establecidos por esta democracia, nos engañaron  como a chinos, creímos, infantilmente, que nosotros podíamos “jugar” a la política en igualdad de condiciones, pensábamos  que con el tiempo y la crisis económica y social que entonces ya vaticinábamos, daríamos un salto cualitativo y cuantitativo en nuestras expectativas políticas pudiendo  llegar a ser representantes incuestionables del pueblo, lo creímos sinceramente y de buena fe, algunos aun lo siguen creyendo.

Pues, bien, el desastre ya está aquí, ya lo tenemos dentro de casa , casi cinco millones de parados, el estado en bancarrota, la Seguridad Social colapsada, una invasión de inmigrantes que ya supera los seis millones, las autonomías intentando independizarse, una sociedad sin valores, una juventud sin futuro, la familia tradicional destrozada, la religión católica insultada, el asesinato de niños llamado “aborto”, no solo permitido sino jaleado,  asesinatos, violaciones, latrocinio, extorsión, secuestros, corrupción, especulación, etc.,  el pan nuestro de cada día.

El Gobierno Nacional, los Gobiernos Autonómicos, los Ayuntamientos, todos ellos dedicados al expolio de los ciudadanos con sus impuestos y  sus multas,  La Justicia paralizada, despenalizadora, no punible, reinsertadora, politizada y partidista, perseguidora de patriotas.

Realmente, solo esto bastaba para que llegara el tan ansiado momento patriota, indudablemente existen muchísimos motivos más, pero solo con lo expuesto creo que ya sería más que suficiente  para llegar a algo serio, pues no camaradas, al parecer no es suficiente, a las pruebas me remito, la sociedad continua igual de paralizada y con su espíritu consumista y materialista intacto, al parecer seguirá igual de mediatiza aunque la flagelen y después la crucifiquen, esta mega convencida de que será salvada a última hora por el sistema.

Y nosotros?, el sistema nos puso esta democracia, la misma nos enseño un juego en el que todos podíamos participar, pero nos engañaron, no tenemos los mismos juguetes,  el sistema es muy claro en este  juego, solo le da los juguetes necesarios a quien sigue sus directrices, por ejemplo; los medios de comunicación,  el que tiene este juguete gana, los demás a pasar desapercibidos, luego hay otro juguete llamado el “pesebre”, mas de tres millones de funcionarios, casi ocho millones de pensionistas, unos dos millones de subsidios en Andalucía con denominación “PER”, el 9’5% de la población española Gay que son unos cuatro millones,  subvenciones  ilimitadas al mundo de la cultura y al espectáculo de variedades o al cine, y alguna mas que se me escapa en estos momentos, también les ha dado y este es importantísimo, el “juguete” de los nacionalismos excluyentes, no es que sea definitivo como los otros, pero tienen un peso especifico muy determinante a la hora de apoyar o no al gobierno de turno, ahora y como novedad, ha salido un “juguete” nuevo, la inmigración, más de seis millones de inmigrantes que no tardaran mucho en tener derecho al voto, este ultimo sí que tendrá peso en un futuro inmediato, luego está el “juguete” de las migajas, vamos el que suelen utilizar los “centristas” los acomplejados, los patéticos, porque no decirlo, los traidores en busca de poltrona, resumiendo, el PP, la oposición actual, aunque a estos podíamos catalogarlos en el apartado “pesebre” del sistema.

Y repito, ¿Qué juguete”  nos ha dado el sistema  a nosotros para que podamos jugar al juego democrático?, o  ¿para qué queremos seguir jugando si no nos dejan?

Felipe Tamarit

agosto 4, 2009 Posted by | EDITORIAL | Deja un comentario